Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+
S.M. el Rey acompañado por Su Alteza Real el Príncipe de Asturias

Capítulo de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo

Madrid (Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial), 12.06.2007
Bajo la presidencia de Su Majestad el Rey, con la asistencia de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias
Su Majestad el Rey y Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, durante la interpretación del Himno Nacional© Agencia EFE
Su Majestad el Rey y Su Alteza Real el Príncipe de Asturias presidieron el Capítulo de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, celebrado en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. La Orden fue instituida en 1814 por Fernando VII, a propuesta del Consejo de Guerra y Marina, para reconocer la constancia en el servicio militar a los oficiales del Ejército, y se decretó la celebración anual del Capítulo de la Orden, que en la actualidad tiene carácter bienal. Se elige como lugar de reunión el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial por su vinculación con San Hermenegildo, que guarda la principal reliquia del Santo, y ser panteón real de todos los Reyes y Soberanos de la Orden.

A su llegada a la Lonja Principal del Monasterio, Don Juan Carlos y Don Felipe fueron recibidos por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del Ejército Félix Sanz Roldán, y el gran canciller y el censor de la Orden, general del Ejército José Rodrigo Rodrigo y general de Brigada del Cuerpo de la Guardia Civil José Pantojo Romero, respectivamente.

  • Su Majestad el Rey y Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, durante la interpretación del Himno Nacional
    © Agencia EFE 12.06.2007
  • Don Juan Carlos y Don Felipe encabezan el Cortejo Procesional, a su paso por el Patio de Reyes
    © Agencia EFE 12.06.2007
  • El Rey y el Príncipe de Asturias, con los niños de la Escolanía
    © Agencia EFE 12.06.2007

Tras recibir los honores de ordenanza y pasar Su Majestad revista, el Rey y el Príncipe fueron saludados por el resto de autoridades civiles y de Defensa asistentes, entre las que se encontraban el alcalde de San Lorenzo de El Escorial, José Luis Fernández-Quejo del Pozo, el presidente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, Yago Pico de Coaña, el gerente de Patrimonio Nacional, José Antonio Bordallo Huidobro, la subsecretaria de Defensa, María Victoria San José Villacé, el almirante jefe de Estado de la Armada, almirante general Sebastián Zaragoza Soto, el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, general del Aire Francisco José García de la Vega, el director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida Ferrando, el general jefe del Mando Aéreo General, teniente general Carlos Gómez Arruche, y el director general de Personal, Vicente Salvador Centellés, además de los Caballeros de la Orden de San Fernando asistentes, teniente general Jesús González del Yerro Martínez, Antonio Sánchez del Corral y del Río, Antonio García Ruiz y Victoriano Rodríguez Rodríguez.

Su Majestad y Su Alteza Real, tras saludar al Estandarte de la Orden y efectuar un saludo colectivo a los Caballeros Capitulares, ocuparon sus lugares en la Tribuna Real. Comenzó entonces el Acto de homenaje a los que dieron su vida por España, que concluyó con el desfile de la Guardia Real y el sobrevuelo de la Patrulla Águila.

El Cortejo Procesional, formado en la Lonja Principal, atravesó el Patio de Reyes e hizo entrada en la Basílica. Don Juan Carlos y Don Felipe ocuparon sus lugares a la izquierda del altar para asistir a la celebración de la Santa Misa, que fue oficiada por el arzobispo castrense de España, monseñor Francisco Pérez González. Una vez finalizada, se formó el Real Cortejo Capitular, que se dirigió a la Sala Capitular a través del Patio de Evangelistas.

Su Majestad el Rey, Soberano de la Orden, inició la reunión del Capítulo. A su término, tuvo lugar la imposición de condecoraciones. Tras la alocución del gran canciller, Don Juan Carlos clausuró el Capítulo.

Los actos concluyeron con un vino de honor en el Patio de Carruajes, cuyo brindis corrió a cargo del jefe del Estado Mayor de la Defensa.

  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+